Casi Nada - WebZine- Indice diciembre 97 - Indice General Temático - Páginas Centrales


¿Hacer música? 
¡con MIDI es más fácil! 

 

Este artículo va acompañado de una selección de piezas en Midi interpretadas por el mismo autor.
 

Para otros artículos de Enrique Franov (sobre midi, el Tarot y otros temas), pulsa su foto.

 

Cada vez más, la música está al alcance de los profanos... Ya no se necesita haber dedicado años a su estudio para poder hacer una transcripción de nuestra canción favorita y escuchar los resultados cuantas veces queramos... Ahora podemos hacer que suene un piano, sin haber estudiado piano e incluso sin poseer un piano... Incluso podemos transformar una música "para piano", convirtiéndola en una pieza para orquesta...

Durante siglos, los músicos se han tenido que conformar con modestas cuartillas de papel pentagramado, y plumas de ganso o plumas cucharita para componer... es decir, que cada nota había de escribirse, una tras otra, si se quería oír algo... Lo que los convierte en heroicos artesanos, pues una ópera que dura tres horas requiere una verdadera montaña de papel para graficar las partes de una orquesta que en algunos casos supera holgadamente las cien personas, incluyendo a los cantantes y los coros...

Ignoro cómo pudo Wagner tener tanto tiempo para componer y escribir las monumentales obras que nos legó... Sólo la edición de la partitura destinada al director de orquesta, donde constan todos los instrumentos discurriendo a la vez, en una misma página, es un trabajo "de chinos". Ignoro cómo pudo Wagner tener tanto tiempo para componer y escribir las monumentales obras que nos legó... Sólo la edición de la partitura destinada al director de orquesta, donde constan todos los instrumentos discurriendo a la vez, en una misma página, es un trabajo "de chinos".

Otro aspecto de la composición musical que siempre me pareció un gran reto, es la imposibilidad de "escuchar" lo que se escribe hasta mucho después de haberlo escrito...

(tocar una opera con un piano sólo puede dar una muy borrosa idea de lo que se oirá en el teatro...)

Esto significa que el dominio de la técnica musical había de ser absoluto. Sólo cuando se presentaba una partitura en una orquesta para ser ensayada por primera vez, era cuando el autor "se enteraba" de lo que verdaderamente había hecho... Luego, en tiempos más recientes, podía grabar la ejecución y analizarla a su antojo, (y descubrir así las pegas, que es imposible que no exista ninguna...). Pero todo el trabajo previo, de instrumentación, combinación de timbres, efectos de "color", etc. etc. que obviamente están en su mente, al momento de componer, habían de sufrir un largo proceso, hasta llegar a plasmarse en la realidad...

Esta característica temporal, -la música, el cine, necesitan transcurrir, a diferencia de la estatua, o el cuadro, o la foto, que "son" sin más...- en la que además de las notas se ha de graficar su duración, su volumen, etc... complican aún más el panorama de trabajo manual que el compositor debe realizar, -aparte del otro, estrictamente "musical", que está por encima y es totalmente aparte.

Hasta que llegaron los ordenadores y lo que no había sucedido en quinientos años, pasó a ser realidad desde hace unos pocos años.

Se terminó la época de las plumas para escribir partituras, y ya no hay que esperar que un grupo de músicos tenga a bien reunirse y dedicar unas horas de su precioso tiempo para tocar cierta música que un autor ha compuesto.

Ahora el autor, en el momento que asigna un do al contrabajo, lo está oyendo por el altavoz, y con solo pulsar una tecla puede escuchar a muchos instrumentos tocando y oír si ese do del contrabajo es adecuado o mejor se lo pasa al fagot...

Antiguamente cuando un músico improvisaba algo al piano, para poder luego escribir lo que había improvisado, tenía que "reconstruir" lo que había hecho. Un trabajo laborioso, donde la memoria a veces jugaba malas pasadas y las dudas nunca quedaban disipadas...

Ahora, con la técnica MIDI, mientras el músico improvisa, en el secuenciador se van grabando todos los datos constitutivos de la improvisación. Cuando llegó la época de los magnetófonos parecía que ya estaba todo solucionado... Y, sí, ya no había problemas de memoria, pero igual había que reconstruir la partitura y eso siempre ha sido y será un trabajo... En algunos casos bastante duro...

Ahora, con la técnica MIDI, mientras el músico improvisa, en el secuenciador se van grabando todos los datos constitutivos de la improvisación. Si se tocó fuerte o despacio, todas y cada una de las notas, las variaciones de ritmo, y por cierto, el TEMPO, que es uno de los asuntos musicales más importantes.

Al terminar la improvisación, el programa secuenciador presenta el trozo musical improvisado, correctamente trascripto al pentagrama. Y se puede corregir una nota equivocada, un acorde, o incluso agregar lo que se quiera... También se puede grabar un instrumento diferente, en otra pista, mientras se escucha la primera interpretación... Es posible así acompañarse a sí mismo...

Las repercusiones que esto tiene, en lo que concierne a la creación musical, son incalculables. Hasta ahora, el compositor de música para orquesta era el único de los músicos que tenía que "hacer música" sin oirla en tiempo real... Cualquiera que ha tocado un instrumento sabe lo que esto significa.

Un compositor dispone ahora de un ejercito de músicos tan diversos como complacientes... Pueden repetir el mismo trozo durante horas, sin aburrirse ni protestar... Una vez que se les corrige algo, ya nunca vuelven a cometer el mismo error...

Tampoco es problema pretender instrumentos "caros" o "exóticos", como un arpa, un contrafagot o un órgano de catedral...

Además de los instrumentos tradicionales, -que ya son unos cuantos!- se agregan otros nuevos que nunca antes existieron. Aquí también ha habido un estallido de posibilidades nuevas que años atrás parecían inconcebibles...

Cada vez que en Bs. As. se interpretaba la obra de Respighi "Los pinos de Roma" en alguna sala de concierto, me preguntaba cómo sería esta vez el canto del ruiseñor, que se ha de oír en un determinado momento de la obra, y que como instrumento musical, (al igual que la máquina de viento, utilizada en ciertas óperas) es bastante "poco usual". (como en su momento fueron los cañones de la Obertura 1812 de Tchaicowsky...). Pero es un instrumento cuando el autor así lo ha dispuesto en la partitura. Yo he visto y oído el canto del ruiseñor, en un concierto, extraído con un corcho húmedo frotado contra un vidrio...

Cuando se inventaron los primeros sintetizadores- la gama de sonidos nuevos incitó a los músicos a intentar una "música concreta", (también se la llamó "música electrónica"). En aquellos tiempos, obtener aquellos resultados requería verdaderos laboratorios de electrónica, con sofisticados y costosos equipos... (tal vez gracias a ello es que no hayan proliferado demasiado). Ahora, es posible añadir a una música midi, sonidos "reales", como el canto de un verdadero ruiseñor, o incluso los cañones de la épica Obertura 1812 de Tchaicowsky...

En fin, se puede decir sin exagerar: ¿hacer música? ¡Con MIDI es más fácil..!

La partitura se ha de mirar como un mapa, donde cada compás tiene su número, y donde obviamente están las notas, además de las indicaciones de "TEMPO", de volumen, ("piano", "forte", "crescendo") Introducción muy simplificada

OBJETIVO: describir los pasos que intervienen en la transcripción de una pieza musical, utilizando un programa secuenciador y la tarjeta de sonido del PC.

Obviamente, todo será mucho más fácil para quienes tengan al menos un rudimento de solfeo... (aunque no es imprescindible saber demasiado, si se "abren bien los ojos..." :-)

Tenemos, pues, una canción, o una pieza musical escrita en papel...

La partitura se ha de mirar como un mapa, donde cada compás tiene su número, y donde obviamente están las notas, además de las indicaciones de "TEMPO", de volumen, ("piano", "forte", "crescendo"); en fin, todas las características implícitas en la notación musical, como ligaduras, stacattos, etc.

Ante todo conviene repasar algunos conceptos básicos sobre la constitución de un fichero.MID, haciendo la salvedad de que no se pretende hacer un examen completo de todos los pormenores sino más bien un resumen que permita al neófito calibrar el grado de dificultad con que puede encontrarse si se mete en esta dirección...

Polifonía: cantidad de voces simultaneas que pueden oírse. 

Cada tarjeta de sonido tiene un número máximo de sonidos simultáneos que es capaz de emitir. En las primeras Sound Blaster lo usual eran entre 12 y 20 sonidos... Pero mucho se ha evolucionado desde entonces, y actualmente hay tarjetas capaces de dar hasta 64 sonidos simultáneos...

Cuando se transgrede este parámetro y se asignan más instrumentos (sonidos) que los que la tarjeta puede procesar, simplemente dejan de oirse las voces que sobran...

Pistas y canales.

Las polifonía nada tiene que ver con la cantidad de PISTAS o CANALES (entre 1 y 16) en que se subdivide un Fichero.MID, para dar salida hasta 15 "timbres", (instrumentos) más un canal dedicado exclusivamente a la percusión. (normalmente el Nº. 10). No hay límite para la cantidad de sonidos que puede controlar un canal, -puede emitir acordes, siempre del mismo instrumento.- hasta donde la tarjeta lo permita...

SONIDOS FM O "WAVE TABLE" 

Las primeras tarjetas conseguían diferentes timbres de sonido mediante el procedimiento llamado "Modulación de Frecuencia" (FM). El sonido se sintetizaba con osciladores cuyos parámetros de trabajo variaban según las necesidades... El resultado era una mediocre imitación de la realidad ("sonido latoso") pero era mejor que nada...

La tecnología digital permitió desembocar en los sonidos "wave table". Partiendo de muestras reales (grabaciones digitales) del instrumento deseado, se descompone dicho sonido -considerando cosas tales como "armónicos", "envolventes", "vibrato", etc. etc. El resultado final es una réplica bastante "cercana" del sonido real del instrumento en cuestión.

El standard General Midi prevé una extensa lista (127) de instrumentos de todo tipo, incluídos los electrónicos, que no existen en una sala de conciertos. La existencia de esta lista permite intercambiar FILES.MID entre diferentes sintetizadores sin problemas a la hora de asignar los timbres elegidos por el autor... (aunque puede haber bastante diferencia entre las "cuerdas" que salen de una Gravis Ultrasound, o de Rolland, o Sound Blaster, etc, etc... Semejantes sí, pero no idénticas...).

PROGRAMAS SECUENCIADORES 

Un programa secuenciador permite editar por separado los canales midi que componen un fichero.MID, y controlar todos y cada uno de los parámetros que determinan su uso.

Existen muchos programas secuenciadores y muy diversos, pero básicamente constan de:

-- Una ventana "general", donde se editan los canales (también llamados PISTAS) y tener una visión de conjunto de todas las voces y sus respectivos compases.

-- Una ventana "Pentagrama" donde es posible "escribir música" utilizando la notación musical tradicional de negras, corcheas, clave de sol, etc. etc.

-- Una ventana "Lista de EVENTOS" (cada sonido es un evento y tiene sus propios parámetros).

-- Una ventana de TEMPO donde es posible alterar el ritmo/velocidad, (incluso nota por nota).

Al igual que sucede con cualquier partitura musical, la unidad de medida musical es el COMPAS, que puede estar compuesto de cualquier número de TIEMPOS... (2/4, 3/4, 12/8, etc. etc.). Estos tiempos pueden ser débiles o fuertes, según sea la naturaleza del compás...

Los secuenciadores pueden especializarse según

den prioridad a la confección de partituras que luego serán impresas... Con lo que asisten al usuario con toda la gama de recursos gráficos, para perfeccionar al máximo el proceso de edición de una Partitura (para el director) y las copias para los instrumentos de la orquesta.

concedan más importancia a la edición del sonido que se graba a partir de la ejecución de un instrumento MIDI exterior al PC. (en este caso, los servicios de la ventana "Pentagrama" suelen estar simplificados y requiere un poco de práctica transcribir una parte nota por nota -usando el mouse o el teclado- sin ayuda de instrumento exterior.).

BASE de TIEMPO 

Este es un parámetro muy especial a tener en cuenta. Se refiere a la cantidad de tics que valdrá una negra es decir, partiendo de que cada compás se subdivide en tiempos, por ej.: 4/4 se compone de cuatro tiempos (4 negras). Si la "Base de Tiempo" vale 120, esto significa que una corchea (la mitad de una negra) valdrá 60 tics, y una redonda 480 tics.

Cuantos más tics valga una negra más trabajo tendrá el procesador para manipular los valores, pero será proporcionalmente más fácil escribir trinos, grupetos o apoyaturas... Cosa más difícil de lograr si el valor se ajusta a un número muy bajo...

Por ejemplo, si se usara el valor más bajo que permite CakeWalk: 48=una negra, 24=corchea, 12=semicorchea, 6=fusa, 3=semifusa, sólo quedan 1 o 2 tics para hacer trinos o grupetos... Mientras que si la Base de Tiempo es 240=negra, la fusa es = 15, con lo que queda una gama 1-15 para apoyaturas o adornos en gral...

El valor 120 es el que se usa normalmente para canciones que no requieren demasiada exactitud.

Hay que puntualizar que este valor se corresponde con lo que vale una negra que se liga a la nota siguiente... Si se quiere que no haya ligadura, se utiliza el 90% del valor. Y si se quiere que sea un sonido pizzicatto, se probará con valores menores del 55%... (véase más adelante parámetros de evento)

Cada sonido es un evento, pero también son eventos, los cambios de volumen, la utilización de pedal, (para partes de piano), la inclusión de texto, la utilización de diversos controladores...  TEMPO

Este es otro parámetro global que gobierna la ejecución de todos los canales.

Se respeta el método usual con que los autores definen la velocidad de ejecución de un trozo musical... Por ej.: cuando una marcha se ha de ejecutar a NEGRA=110, se está diciendo que se han de dar 110 pasos en un minuto de marcha, y se corresponde por lo tanto con los valores utilizados por los metrónomos...

PARAMETROS DE PISTA ó CANAL 

Cada pista tiene absoluta independencia de las restantes. sus parámetros son:

. de pista. y NOMBRE de la misma. (CakeWalk incluso asigna Nº de pista y Nº de canal por separado)

TIMBRE o instrumento.

VOLUMEN (entre 0 y 127 -máx.)

TONO permite adecuarse a las exigencias de los instrumentos afinados en diferente tonalidad o que leen en claves distintas de Sol o Fa.

PAN (panorámica) permite desplazar los instrumentos a derecha o izquierda (estereofonía). 64 es el centro, (0= máx. izq. - 127=máx. der.)

PUERTO permite desviar la salida del canal a distintos sintetizadores posibles, aparte de la tarjeta de sonido, como podría ser un teclado MIDI externo al PC.

Todavía quedan algunos que veremos más adelante...

EVENTOS

Cada sonido es un evento, pero también son eventos, los cambios de volumen, la utilización de pedal, (para partes de piano), la inclusión de texto, la utilización de diversos controladores... Los más numerosos y utilizados suelen ser los eventos/nota, cuyos parámetros son:

Nombre de la NOTA P. ej. C 4 es el do de la cuarta octava en el piano.

VELOCIDAD. Este parámetro es muy parecido a VOLUMEN, pero es independiente de aquél. Aquí se trata del volumen absoluto del sonido, y se relaciona con la fuerza con que se oprime la tecla de un piano MIDI. (cada tecla posee un sensor que devuelve un valor según la velocidad/fuerza con que es oprimida la tecla). Según sea el valor, el timbre y color del instrumento varían considerablemente, (desde "íntimo" hasta "desgañitado"). Cuando se lo "calibra" en forma manual, es decir, durante una transcripción nota a nota, como es el tema que nos ocupa, permite diferenciar el volumen relativo de los tiempos débiles y fuertes de un compás, mientras que con VOLUMEN, por ejemplo, se puede estar obteniendo un crescendo... También se puede fijar el VOLUMEN del canal en valor alto y todos los matices -piano, forte, etc.- calibrarse con el parámetro VELOCIDAD... Ambos métodos dan resultados diferentes...

DURACION Se mide en tics, y es aquí donde es posible conseguir que las notas sean ligadas, picadas, stacatto, etc.

Lo dicho anteriormente constituye "lo básico" para acometer con éxito la transcripción de una pieza musical... Obviamente hay mucha más información, imposible de resumir en un breve artículo... Existe un libro llamado "Entorno MIDI", de A. Hecquet, editado por ra-ma, que brinda una descripción bastante más detallada que lo expuesto en estas breves nociones. (Cuanto más se sabe sobre un tema mayor es el rendimiento que se saca de las herramientas...).

La forma de "introducir" o escribir las notas varía considerablemente según sea el secuenciador utilizado.

Uno de los más cómodos y amigables para el usuario es ENCORE, especializado en la confección de partituras, pero que permite al mismo tiempo un control muy exacto de los parámetros de las notas... Su especial manera de utilizar el portapapeles, posibilitando "marcar" más de un canal/pista a la vez, permite agilizar mucho el trámite de pegar trozos que se repiten varias veces, ahorrando tiempo y trabajo.

Hay muchos: Musicator, Ballade, Finale, -por mencionar algunos pocos- que compiten con el anterior, pero -a juicio del autor- con menos eficiencia...

CakeWalk es un secuenciador más potente que ENCORE cuando se trata de corregir, o hacer cambios sustanciales en la orquestación, pues posee una serie de ventanas a cual más extraordinaria, para modificar o corregir, como PISTA/compás, o la de TEMPO, o "Rollo de pianola" (llamada así porque gráfica las notas de un canal como antiguamente lo hacían cuando programaban aquellos pianos antiguos que tocaban solos, y la música estaba "grabada" en rollos de papel perforado...).

Las prestaciones de CakeWalk son muchas y muy variadas... Incluso la ventana de "Pentagrama", aún siendo más simple que la de Encore en lo referente a posibilidades gráficas, permite ingresar notas muy rápidamente cuando se acostumbra uno a su manera de hacerlo... También ofrece un sistema de Buscar/Cambiar muy eficaz, utilizando filtros para seleccionar valores... Y si se está componiendo música para fondo de un audiovisual, permite cambiar el tiempo total de duración de un fragmento musical a valores dados, variando proporcionalmente todas las duraciones de las notas, para acomodarse al nuevo tiempo total de duración... También posee una ventana "mezcladora", imitando una consola o mesa de audio, con atenuadores diversos -volumen, PAN, etc.- para cada pista y la posibilidad de "grabar" los cambios que se van haciendo en sucesivas pruebas... (hasta encontrar el efecto buscado).

Una de las ventanas más utilizadas, cuando ya se tiene experiencia, es Lista de Eventos, en la que es posible acceder a todos los parámetros del FILE.MID, canal por canal, evento por evento. Es en esta ventana donde se pueden incorporar fácilmente sonidos digitales en formato WAV. (que se agregan como un evento más).

Enrique Franov <efranov@racclub.net>Pagina de este autor

 
 Casi Nada - WebZine- Indice diciembre 97 - Indice General Temático - Páginas Centrales