Casi Nada - WebZine- Indice febrero 1998 - Indice General Temático - Páginas Centrales
Localización original de este documento: http://usuarios.iponet.es/casinada/20clonar.htm
  Filosofía y clonación humana

 
Nos encontramos en situación parecida a las que atravesaban los humanos de cerebro más esclarecido del feudalismo ante la Inquisición. 

Nuevamente las Iglesias y los sectores más conservadores incluyendo a los "intelectuales" y "pensadores" modernos, se lanzan contra los más avanzados niveles de la investigación científica y sus expositores. En este caso, contra la clonación de humanos. Veamos qué hay detrás de toda esta escena anticiencia.
 

Filosóficamente, quienes consideramos que la materia no ha sido creada, que el humano es producto de la evolución de la naturaleza, en millones de años, en el caso del planeta tierra, pero que en muchas partes del Cosmos hay vida ya sea parecida a la nuestra o de otra estructura, no creemos en el creacionismo y por lo tanto somos ateos en el sentido más esencial de la palabra, en el sentido de la ciencia que nos viene demostrando en forma evidente, cada vez mejor, que la materialidad del Ser es lo real y que lo "espiritual" es apenas la expresión de la impotencia del humano en lo que se refiere al conocimiento de los fenómenos del Universo, la Naturaleza y él mismo.
 

Desde la Escuela Ideológica de Filosofía, Historia y Economía Política venimos impulsando el conocimiento filosófico materialista dialéctico y desde esas posiciones estamos completamente de acuerdo con el desarrollo de la ciencia y las consecuencias que para el humano representa y genera. En lo que se refiere al fenómeno de la clonación, lo consideramos como lo más avanzado que la ciencia ha llegado a producir.
 

En efecto, hemos llegado al punto en el que el humano se ha hecho consciencia de sí mismo, al punto en el cual el humano, de creado instintivamente, se ha convertido en creador consciente, en creador de sí mismo pero con conocimiento de lo que crea y en este sentido se pone fin material a la creencia en los dioses. Aunque esta consecuencia ideológica, la eliminación de los dioses, no la puedan alcanzar sino una minoría de los humanos, el ateísmo toma más elementos en su fundamentación científica y por ello, nosotros los ateos del planeta tierra no podemos sino alegrarnos y apoyar en forma incondicional los alcances de la investigación científica que en el aspecto de la genética ha llegado a clonar toda clase de seres vivos y, en ese cuadro, al ser humano.
 

Por más que se agiten dentro de su espacio ideológico conservador y reaccionario, los clérigos de todo orden y los supuestos pensadores que alegan en contra de la clonación sobre una supuesta "ética" o "moral" y amenacen con dictar una legislación represiva contra la clonación, nada podrán hacer contra el desarrollo del conocimiento y la ciencia. Ella se impondrá como se ha impuesto siempre y sus enemigos quedarán como quedaron los que se opusieron y llevaron a la hoguera a Miguel Servet, a Giordano Bruno y tantos otros eminentes pensadores que son faro y luz de la humanidad. 
 

Nosotros, los de la Escuela Ideológica, pensamos que la sociedad del futuro tendrá en su espacios centros en los cuales los humanos se generarán de acuerdo a nuevos conceptos sobre la vida y las relaciones
sociales, centros en los cuales quienes sean clonados o producidos genéticamente a voluntad de otros humanos crecerán y se educarán sobre conceptos y criterios completamente nuevos terminando con la clase de sociedad en que vivimos y cambiando radicalmente la estructura y la ideología de la familia actual. Se terminará la dependencia de los hijos respecto de los padres y las relaciones entre generadores de la vida y
nuevos seres humanos se desarrollarán sobre criterios de igualdad y solidaridad que nunca antes había conocido la humanidad. Los humanos del futuro liquidarán la existencia de dioses y espíritus y se habrán
liberado de lo más oprobioso que la humanidad ha padecido: la dominación sobre el pensamiento, pensamiento que es lo que viene distinguiendo al humano de la animalidad. El futuro de la humanidad va a dar, ya está dando, la razón a quienes eliminamos a los dioses y a la dominación de supuestos seres "espirituales". Desde el mismo momento en que el humano creó en su mente dioses, también rechazó la existencia de los mismos. En la civilización el humano se enfrentó al teismo con el ateismo y siempre lo más avanzado del pensamiento ha sido ateo al mismo tiempo que lo más humanista ya que libera al hombre de la opresión sobre su intelecto.

Con la clonación el hombre se libera no solamente de los dioses sino de quienes desde su mismo nacimiento lo oprimen porque lo consideran de su propiedad; la expresión "mi hijo" es ya una imposición que se
desenvuelve sobre la represión de los instintos, la educación moralista y dirigida por quienes se consideran propietarios de su descendencia y de su respectiva pareja con la cual la procrea. Toda esta "institucionalidad" social desaparecerá cuando se vaya desenvolviendo la humanidad del clonaje científico; los mismos generadores del clonaje son individuos de concepciones nuevas, de criterios por fuera de la tradición y por ello son estigmatizados por la sociedad imperante y su ideología de milenios de historia y educación.

La clonación solamente puede ser comprendida, asimilada y apoyada por quienes nos hemos liberado de las creencias imperantes, de los dioses y el paternalismo dominante en las sociedades que se sustentan sobre la
propiedad privada o comunal.

Para nosotros, el futuro de la humanindad es un futuro radiante porque cada vez más la razón se va imponiendo: de dominada hasta ahora, poco a poco, pera cada vez a mayor velocidad, se va imponiendo para mejoramiento material y cultural de la humanidad. No importa que aún falte mucho tiempo para que ella domine, lo que importa es que lo hará y que ella será el producto del pensamiento más avanzado que la humanidad ha conocido en cada momento de su existir histórico.

La Escuela Ideológica ha convocado a un Congreso Mundial de Ateos, primer Congreso de esta naturaleza en la historia de la humanidad. En él analizaremos el fenómeno de la clonación y su naturaleza e implicación sobre las relaciones sociales del humano. A ese Congreso invitamos a todos los ateos del mundo y con ello afirmamos nuestra existencialidad intelectual libre de todo prejuicio o dogma que pretenda dominar el pensamiento del humano.

Ulises Casas <jcasasj@ibm.netPagina de este autor
Presidente Escuela Ideológica (Colombia)
 

Localización original de este documento: http://usuarios.iponet.es/casinada/20clonar.htm
Casi Nada - WebZine- Indice febrero 1998 - Indice General Temático - Páginas Centrales