Casi Nada - WebZine- Indice abril 1998 - Indice General Temático - Páginas Centrales
Localización original de este documento: http://usuarios.iponet.es/casinada/22grcn.htm
  Casa de Citas 
Baltasar Gracián (1601-1658) 
 -
Algunos enlaces sobre Gracián en Internet 

Curiosamente parece haber más en lengua no española. Añadiremos gustosamente los que se nos comuniquen. 

-Gracián en Inglés (texto completo de El Oráculo manual-Arte de la Prudencia)/ Gracian in english (full text!) at The Art of Worldly Wisdom 

-Un pequeño resumen biográfico en una página del Gobierno de Aragón 

-Algunos Fragmentos de El Criticón

 
 
 
Lleva una ventaja lo sabio, que es eterno, y si éste no es su siglo, muchos otros los serán. 

En la boca del viejo todo lo bueno fue, y todo lo malo es. 
 
 
Algunos quieren que su extremada perspicacia domine sobre las limitaciones de los colaboradores. Es una peligrosa satisfacción que merece un castigo fatal. La grandeza del superior nunca disminuyó por la competencia del subordinado; más bien, toda la gloria de los aciertos revierte después sobre la causa principal, igual que ocurre con los fracasos. La reputación siempre va unida a los superiores. 
  
La finalidad principal de la prudencia es no perder nunca la compostura. De ello da prueba el verdadero hombre, de corazón perfecto, porque es difícil conmover a cualquier ánimo elevado. Las pasiones son los humores del ánimo; cualquier exceso en ellas perjudica a la prudencia; y si el mal llega a los labios, la reputación peligrará. Uno debe ser tan dueño de sí que ni en la mayor prosperidad ni en la mayor adversidad nadie pueda criticarle por haber perdido la compostura. Así será admirado como superior. 
 

El sumo Derecho se hace tuerto... 
 
 

Son muchos más los engañados que los advertidos 
  
Sin mentir, no decir todas las verdades 
  
Todo lo favorable, obrarlo por sí; todo lo odioso, por terceros 
  

No hay venganza como el olvido 
  

Tanto importa saber negar como saber conceder y en los que mandan es una prudencia necesaria. Y aquí interviene la forma: más se estima el no de algunos que el sí de otros, porque un no dorado satisface más que un sí a secas. Hay muchos que siempre tienen en la boca el no, con lo cual lo estropean todo. En ellos el no es siempre lo primero, y aunque después todo lo vienen a conceder, no se les tiene en cuenta por el disgusto inicial. 
  
Infeliz caballo cuyo amo no tiene ojos: mal engordará 
  
De los amigos ofendidos salen los peores enemigos: añaden a su defecto todos los ajenos. 
  
Nunca partir secretos con mayores 
  
Quiebran muchos el espejo porque les acuerda la fealdad 
  
Saber estimar. Ninguno hay que no pueda ser maestro de otro en algo. Ni hay quien no exceda al que excede. Saber disfrutar a cada uno es útil saber: el sabio estima a todos, porque reconoce lo bueno en cada uno, y sabe lo que cuestan las cosas, de hacerse bien. El necio desprecia a todos, por ignorancia de lo bueno y por elección de lo peor. 
 
Al varón sabio más le aprovechan sus enemigos que al necio sus amigos 
 
 
No aguardar a ser sol que se pone 
 
 
No todo puede salir bien, ni a todos se puede contentar 
  

El que supiere poco, téngase siempre a lo más seguro de toda profesión 
  

A poco saber, camino real 
  

El saber vivir hoy, es el verdadero saber 
  

Las cosas no pasan por lo que son, sino por lo que parecen 
 

Son raros los que miran por dentro... 
  

Habla, si quieres que te conozca 
  

Portada de una edición reciente del Oraculo Manual y Arte de la Prudencia en sueco

Es lo menos lo que vemos; vivimos de fe ajena. 
  
No todos los que ven han abierto los ojos, no todos los que miran ven 
 
 
Lo fácil ha de emprenderse como dificultoso y lo dificultoso como fácil. No es menester más para que no se haga una cosa  que el darla por hecha. 
 
El saber repartir las cosas es saberlas gozar 
  
No morir de achaque de necio 
  
No ser de primera impresion 
  
No obre por sí quien no está en sí; la pasión destierra la razón 
  
Siempre ven más los que miran que los que juegan; no se apasionan 
  
La presteza es madre de la dicha 
  
Saber olvidar: más es dicha que arte 
  
Más atrevido es el amor que el odio 
  
Es pasión de necios la prisa 
  
Unica máxima de sabios, nunca defenderse con la pluma,que deja rastros 
  
Sentir con los menos y hablar con los más. Querer ir contra la corriente es tan imposible al desengaño, cuanto fácil al peligro. Sólo Sócrates podía emprenderlo. Tiénese por agravio el disentir, porque es condenar el juicio ajeno; multiplícanse los disgustados, ya por el sujeto censurado, ya del que lo aplaudía. la verdad es de pocos, el engaño es tan común como vulgar. 
 
Ni por el hablar en la plaza se ha de sacar el sabio, pues no se habla allí con su voz, sino con la de necedad común; por más que la esté demintiendo su interior. Tanto huye de ser contradicho el cuerdo como de contradecir: lo que es pronto a la censura, es detenido a la publicidad de ella. El sentir es libre, no se puede ni debe violentar; retírase al sagrado de su silencio, y si tal vez se permite, es a sombra de pocos y de cuerdos. 
  
Amar es el más poderoso hechizo para ser amado. 
  
Añade el hombre conocimientos a conocimientos: nunca el saber es bastante. Si tanto es uno más hombre cuánto más sabe, el más noble empleo será el aprender. 
  
Obró mucho el que nada dejó para mañana. 
 
 
Todo lo que nos pertenece en realidad a nosotros es el tiempo; aun aquellos que no poseen otra cosa tienen tiempo. 
  

Cuando se muere el deseo, nace el miedo 
  

Gente muy para nada, sólo sirven para hacer número y gastar los víveres. 
  

La queja siempre desacredita. Sirve para atraer el odio más que la compasión en quien la oye, sin sentir por ello ninguna culpabilidad. Algunos, con sus quejas pasadas, dan pie a otras nuevas. 

Localización original de este documento: http://usuarios.iponet.es/casinada/22grcn.htm
Casi Nada - WebZine- Indice abril 1998 - Indice General Temático - Páginas Centrales